Ventas y Liderazgo

4 Consejos Que Te Ayudarán A Crear Citas De Negocios Exitosas.

Ser emprendedores no significa únicamente tener una idea de negocio que nos permita obtener la libertad financiera y una vida llena de riqueza, emprender requiere desarrollar una serie de habilidades que nos permitirán crecer como personas y como emprendedores. Una de estas habilidades es saber comunicarse y relacionarse con alguien más. Por ello, en este nuevo artículo quiero compartirte cuatro de mis consejos que te podrán ayudar a crear citas de negocios exitosas y que también podrán ayudarte para comunicarte de manera correcta.

Comunicarse es una habilidad básica para cualquier ser humano y es necesario para obtener lo que queremos. Sin comunicación no obtendremos nada, no hablo solo de la comunicación verbal sino también de nuestra comunicación corporal. En el mundo del emprendimiento o de las ventas ocurre lo mismo, sin comunicación clara y adecuada, no hay ventas y si no hay ventas pues simplemente no hay negocio, no hay emprendimiento.

Los líderes y los dueños de negocios deben desarrollar la buena comunicación con sus clientes, socios, seguidores y con su equipo de trabajo. En esta ocasión, quiero enfocarme en el mundo que pocos le toman importancia, es el mundo de las ventas. Todos, absolutamente todos vendemos ¿no crees eso? Los niños, tus padres, hijos, amigos, tu pareja, incluso tú te vendes a ti mismo. Todos en el mundo venden. Ya sea una idea, un plan, una opinión, todos estamos constantemente vendiendo.

Sin embargo, con el paso de los años vamos olvidando cómo hacer esas ventas o simplemente no nos damos cuenta de que son importantes en nuestra vida. Puede que no estés tratando de vender un producto o servicio a alguien más, pero tal vez te estés vendiendo ideas y creencias a ti mismo. Y eso es algo que siempre hacemos, todo el tiempo nos vendemos ideas (buenas o malas). Lo haces a través de excusas o justificaciones con las cuales cubrir o, valga la redundancia, justificar cada uno de tus actos.

Por eso te pregunto, ¿qué tan importante consideras las ventas en tu vida?

Personas sentadas

Las ventas son difíciles

Generalmente, las personas menosprecian el mundo de las ventas. Para ellos, saber vender es algo que solo requieren aprender las personas que tienen un puesto en ventas. Si eres una de ellas, te digo que no es así. Vender debe ser tan básico como respirar. Estoy convencido que el mundo está lleno de buenos vendedores estancados o que aún no han descubierto su espíritu de vendedor.

Hay un dicho que dice: “El que no llora no mama”. Y es tan cierto, piensa: ¿Qué es lo que hace un bebé cuando tiene hambre? Llora, es su forma de expresarle a su madre que tiene hambre y requiere que lo alimenten. ¿Qué crees que pasaría si no llorara? Probablemente su madre no sepa que tiene hambre. Para un recién nacido, llorar es su forma de vender su necesidad de comer.

¿Puedes ver eso? Desde pequeños somos buenos para vender e incluso seguimos haciéndolo en determinados momentos. Un ejemplo sencillo es cuando conseguimos una pareja. De entre tantas opciones te ha elegido a ti y es debido a que algo vendiste bien. Puede ser que vendiste tu forma de ser, tus sentimientos u otras cosas, pero finalmente obtuviste un resultado bueno de esa venta.

¿Las ventas son difíciles? En ocasiones sí lo son, no siempre se tienen buenos resultados cuando se decide vender. Habrán días en los que las puertas no se abrirán para ti, días en que las citas de negocios que tengas no sean exitosas y no terminan comprándote absolutamente nada, pero en otras ocasiones tendrás una cartera de clientes muy amplia. Solo debes tener esto en consideración:

  • Ten paciencia, algunos resultados no son inmediatos, pero cuando llegan son más reconfortantes de lo que imaginas.
  • Confía en ti, en tus habilidades y tu capacidad de hacer las cosas. La confianza es una de las bases para el éxito.
  • Sé constante con tus actos, sabes que debes tener paciencia y que debes confiar en ti o en tu equipo, eso ayudará a que no te detengas cuando escuches un “NO” como respuesta. Recuerda que el que persevera alcanza.

Si tus citas de negocios no son exitosas no desistas, sigue intentando si es lo que quieres, hasta lograr conseguir el resultado que deseas. Los grandes vendedores se crean a base de experiencias, van mejorando con cada “No” que van escuchando en algunas de sus citas. Ser mejor de lo que ahora eres cuesta un precio muy alto, pero vale la pena.

¿Estás dispuesto a ser un vendedor exitoso?

>>>Descubre el mundo de las ventas a través de mi libro<<<

Mujer sentada

Crea citas de negocios exitosas

Si estás en el mundo emprendedor no podrás negar que hacer citas  (con clientes, con inversionistas, con prospectos) es parte indispensable para cerrar ventas y hacer crecer tu negocio. Pero tener una cita exitosa depende de varios factores que a veces se pasan por alto y que pueden hacer que la cita no sea precisamente lo que esperabas. Tal como te mencioné en párrafos anteriores, las citas de negocios o los procesos de ventas no siempre son sencillas o fáciles, sin embargo, puedes lograr que el porcentaje de éxito aumente y lleves la ventaja todo el tiempo.

Es por eso que hoy te comparto 4 puntos que debes atender para que tus citas sean profesionales y exitosas. Quiero advertirte que no son estrategias de ventas que puedas aplicar, más bien son factores clave que considero que deberías tomar en cuenta en el momento que agendas una cita con un socio o cliente.

1. La puntualidad de tus citas

El tiempo es dinero y es también uno de los recursos más valiosos que no podemos dejar ir como agua de nuestras manos. Las personas de negocios saben que el tiempo es valioso y no está dispuesto a perderlo por nada del mundo, así que cuando cites a alguien toma en consideración tu puntualidad. ¿Qué crees que piensa un cliente, socio o inversionista cuando llegas tarde a la cita? Claro, habla mal de ti y de tu compromiso.

Recuerda que estás haciendo un compromiso y eres tú el que está interesado por mostrarle una oferta que tal vez no podría dejar ir. Si has fijado la cita para las tres de la tarde llega 10 o 15 minutos antes. Si estás antes que la persona en el lugar citado habla bien de ti. Demuestra compromiso, interés y profesionalismo.

2. Escucha lo que tienen por decirte

Nunca olvides escuchar a tu interlocutor, aunque seas tú quien tenga algo por ofrecerle. Siempre mantente alerta a cada una de las palabras que te diga, porque incluso puedes tomar oportunidades para venderle o crear una relación a largo plazo con aquella persona. No tengas impaciencia por querer hablar todo el tiempo, no importa que tan valioso o interesante puede ser el producto, el servicio o la inversión que quieras ofrecerle.

No comas ansias, relájate y mantén el control de tu comunicación. Puedes hablar y luego cederle por completo la palabra a la otra persona para que responda ante dicha oferta que acabas de darle. Las conversaciones gratas se construyen escuchando, así que debes convertirte en un buen oyente. Además, saber escuchar no solo demuestra respeto sino también un gran interés.

3. Aclara todas las dudas

Dentro de una cita es normal que tu cliente, socio o inversionista pregunte por todo (precios, métodos de pago, plan de negocios, fechas de entrega, inversión, etc.) por eso es importante que te prepares adecuadamente para poder responder todas sus preguntas. Cuanto más claro le expongas las respuestas a sus preguntas, más clara será la comunicación entre ambos. Tus citas de negocios son para dejar claro la propuesta y que no queden cabos sueltos.

Puede ocurrir que no tengas las respuestas a todas sus dudas, así que puedes hacer lo siguiente: Comprométete a investigar y a darle una respuesta. Además de comprometerte con esto, debes acordar una cita para hacer una llamada u otra cita con la finalidad de darle respuesta sobre su duda. También es importante que seas puntual con esta llamada, para que el potencial socio o cliente entienda que tienes interés.

4. Agradece a tu cliente

Las personas que aceptan una cita de negocios contigo están ofreciendo algo a cambio, que incluso es muy valioso y es: Su tiempo. Están ofreciendo minutos, segundos u horas para escucharte, así que debes agradecerles por ello. Dales las gracias por tomarse el tiempo de escuchar lo que tienes por decirles, de dejar un espacio en su agenda para acordar la cita. Ellos también te lo agradecerán.

No importan si cerraste la venta o no, siempre agradece por ese espacio. Porque también es un espacio de crecimiento para ti.

Estos factores pueden sonar muy básicos para ti e incluso puede que los tomes en consideración en cada una de tus citas, si es así te felicito porque estás aprendiendo a crear relaciones perdurables llenas de profesionalismo. Si tienes una próxima cita de negocios, te invito a tomar consciencia de estos cuatro puntos, si notas resultados positivos aplícalos en cada una de tus citas de negocios.

Móvil y Laptop

¿Desistir o seguir intentando?

Los cuatro factores anteriores no siempre te darán un éxito en tus citas, es decir, que ser puntual, agradecido o responder todas sus dudas no siempre harán que tus citas de negocios terminen en un cierre de ventas. No siempre tendrás la posibilidad de vender tu producto o servicios. Sin embargo, te invito a que sigas aplicándolos en cada uno de ellas. Si tu cita no es como lo esperabas te aconsejo lo siguiente:

  • No dejes que el fracaso te derrote
  • Una mala cita al final es pasajera, habrá mejores
  • Piensa ¿qué lección aprendiste de esta nueva cita de negocios?
1. Fracasar en una cita no te hace fracasado en las ventas

Es normal que te sientas o hayas sentido tristeza cuando una cita de negocios no salió como esperabas, pero ese pequeño fracaso no significa que eres un fracaso para las ventas y que tal vez no debas hacer ninguna otra. El “no” que acaban de decirte es un nuevo aprendizaje, no es el fin del mundo. Claro que es válido fallar en ocasiones y es parte del crecimiento, los tropiezos no significan el final.

Si tienes aún en mente ese pequeño fracaso te invito a que reflexiones las diversas ocasiones en las que tuviste éxito. Cuando hagas esa comparación notarás que tal vez es algo insignificante y que eso no es motivo para pensar que eres un fracaso en cada aspecto de tu vida o de tus negocios. Lo importante en este punto es tu modo de actuar, es decir, en cómo reaccionas ante el fracaso. ¿Te vuelves víctima y te dejas vencer o te vuelves más fuerte y hambriento de mejores resultados?

2. Las malas citas se quedan en el pasado

Nuestra vida está llena de cambios constantes, nunca nos quedamos quietos así como el mundo tampoco lo hace. La moda, los peinados, las noticias y los fracasos pasan de moda, dejan de tener alta relevancia con el paso del tiempo. En tu mundo de ventas ocurre lo mismo, las derrotas del pasado son significantes para ti porque te dieron una lección de negocios, pero ya no causan una sensación de inquietud o tristeza en ti. Es decir, que esas malas experiencias han quedado en el pasado.

Así que si te encuentras atrapado en el desánimo por un fracaso reciente o antiguo, es hora de pensar en el presente y asumir que todo en la vida es pasajero, se mueve, se transforma, se va. Tus fracasos no duran por siempre, serán solo un ciclo que si tú lo decides, podrá dar paso a una nueva etapa, pero lo lograrás solo si eres capaz de aprender las lecciones que trajo consigo el fracaso.

3. Aprende la lección

Toda situación en tu vida trae un nuevo aprendizaje y lección, puede ser positiva o negativa. Lo más importante frente a las derrotas es la actitud que mantenemos o con la que reaccionamos ante estas lo que nos hará olvidar, salir.a flote, resaltar y encontrar mayor fortaleza. Si tuviste una mala cita pregúntate: ¿qué aprendí con esta cita? ¿qué hice bien y qué hice mal? ¿qué me llevo de esta nueva experiencia?

Con estas preguntas puedes construir un nuevo proceso de ventas o aplicar nuevas técnicas de relaciones personales. Incluso puedes hacerte estas preguntas cuando tu cita ha finalizado con éxito ya que te permite evaluar las acciones que sí te están funcionando.

Conclusión

El éxito de tus citas lo construyes tú con tus acciones. Los resultados que obtienes dependen de ti. Cuanto más consciente seas de que eres el que permite cerrar una venta o tener una cita de negocios exitosa, mejores resultados son los que obtendrás. Así que repasemos los cuatro factores que pueden ayudarte a realizar citas exitosas:

 

  • Debes ser puntual en cada una de tus citas y nunca hagas esperar a tu potencial cliente, socio o inversionistas. Recuerda: A nadie le gusta esperar.
  • Escucha lo que tu interlocutor tiene por decirte, no importa que tú seas el que quiere vender.
  • Responde todas las preguntas, si no tienes las respuestas comprométete para investigar y resolver los cabos sueltos.
  • Agradece por el tiempo. Están ofreciendo el activo más preciado e irrecuperable en la vida, así que agradece esos cortos segundos, minutos u horas.

 

Las preguntas de hoy son: ¿Cómo llevas a cabo cada una de tus citas? ¿Y cuál es tu reacción o respuesta ante los fracasos en tus ventas?

Previous post

4 aspectos de tu vida que debes cuidar para emprender con éxito

Next post

5 beneficios de centrar tu negocio en el aquí y ahora.

The Author

Alfredo Culebro

Alfredo Culebro

Leave a Reply